miauuuuuuuuuuuu.....

martes, 7 de mayo de 2013

Adiós JINXIE!

Hace ya 20 días que Jinxie desapareció!
En sus 11 años de vida nunca falto una noche a dormir a la casa, y durante todo este tiempo, no dejo de insistir en el privilegio de poder estar adentro, viviendo, comiendo y durmiendo con nosotros. 
Cuando se tienen muchos gatos al mismo tiempo se deben administrar los espacios para que cada uno tenga el suyo propio. El sitio de Jinxie era el porsche a la entrada de la casa, y durante sus 11 años de vida, cada vez que alguien entraba o salia de casa, ella aprovechaba de meterse,  subía las escaleras y se acomodaba en un muro de ladrillo café, donde inicia el segundo piso. Ese era su sitio favorito.
Lo hizo día tras día, año tras año.... 
Solo dos gatitas habitan dentro de la casa. 
El resto tiene su espacio exterior y solo por las noches entran a dormir en el cuarto de lavandería, donde entran a cenar, tomar agua y dormir... sea invierno o verano...
Jinxie entraba solo a ratos y lo disfrutaba mucho, el problema esra que se topaba con Nala y ambas se enfrentaban con gruñidos y fuertes  maullidos de reclamos mutuos.
Nala: ¿Tu que haces aqui adentro si este es mi lugar?
Jinxie: ¿Tu lugar? Si yo naci en esta casa y llevo mas años en ella...¿Por que has de tener privilegios si eres una "recogida"...?

En mi convivencia con decenas de gatos a lo largo de mi vida, me sorprende infinitamente la forma en que cada felino muestra su personalidad propia. 
Jinxie era una gata que nos regalaba cariños pero también los reclamaba.
Por muchos años llegaba a mi balcón (con el riesgo de ser echada por la gatita dueña del balcón) a llorar en la puerta para que yo le abriera y pudiera estar un rato conmigo.
A veces le permitía entrar, otras veces salia yo a hacerle cariños y cargarla en mis brazos.
Nunca acepto el no ser de las privilegiadas que compartían espacios internos de la casa durante el día y la noche. Nunca se dio por vencida y todavía el día que desapareció  había estado entrando y saliendo de casa cada vez que alguien abría la puerta principal.
Ese día era sábado y mi marido y yo salimos al cine por la tarde.
Al llegar por la noche metí a los gatos y me llamo la atención que Jinxie no estaba.
A la mañana siguiente salí a ver si hubiese regresado pero nuevamente no la encontré...
Así pasaron días y noches...recorrimos nuestra calle y las calles que la cruzan preguntando a los vecinos si alguien la hubiera visto.
Nada!
Las primeras noches de su ausencia otro de mis gatos (Ruby Soho) no quiso entrar a dormir y desde los tejados lloro de forma estridente, como si la llamara, como si el supiera lo que había ocurrido...
Su ausencia nos ha puesto muy tristes y no pierdo la esperanza de que alguna mañana la vea de nuevo parada a la entrada de mi casa, lista para entrar cuando alguien le abra la puerta...
te extrañamos Jinxie...ojala pudieras recibir mi mensaje, mi cariño y mis lágrimas!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

GATOS . gatos . GATOS . gatos